SUSPENSIONES NEUMATICAS EN TUNING.





Nos vamos a centrar en las suspensiones neumáticas y todo lo que esta revolución ha supuesto para el mundo del tuning. Estaréis de acuerdo en que ha habido un antes y un después desde la generalización de las suspensiones neumáticas. Precisamente, el hecho de que se hayan masificado ha sido porque grandes profesionales han hecho las cosas bien desde un principio, de forma que todo lo que se ha evolucionado ha ido siempre de la mano de la legalidad, en vistas a que el cliente final circule contento y tranquilo.
Nos tendremos que remontar seguramente al año 2003, cuando empezaron a aparecer las primeras suspensiones neumáticas con una gran ventaja respecto a todo lo que había hasta la época: podíamos regular la altura de nuestra obra de arte andante en función de las circunstancias. Así, podíamos dejar el coche completamente apoyado en el suelo o sortear un badén sin oír el chasquido de fibra rozando contra el suelo, señal inequívoca que de que habíamos topado con los límites de la física.


. Precisamente en ITV ha sido donde se han lidiado batallas terribles de cara a unificar criterios en la homologación de suspensiones neumáticas, hasta el punto de que hubo épocas en que se pararon todas las homologaciones en Cataluña. Después se marcaron pautas comunes para legalizar las suspensiones. Sin lugar a duda el Reglamento de Reformas vigente no estaba preparado para asumir tal evolución técnica.




Básicamente la suspensión parte del principio de sustituir los muelles u otro elemento de absorción de baches (ballesta, barra de torsión, etc) por balonas de aire como las que montan los camiones pero a menor escala. Añadiendo más presión o menos a cada balona, metiendo más o menos aire, vamos a conseguir una u otra altura del vehículo. El sistema parte de un compresor que coge aire a presión atmosférica, lo comprime y lo almacena en un calderín. De esta forma el compresor no tiene que estar funcionando continuamente y sólo se pone en marcha cuando el calderín baja de una determinada presión. El paso de más o menos aire a las balonas de cada rueda (o cada eje) se regula mediante unas electroválvulas que según las ordenes que reciben de los mandos (que nosotros manejamos) meten o sacan aire de cada balona, produciendo los característicos silbidos de entrada y salida de aire. De cara a ayudarnos a controlar el buen funcionamiento de la suspensión y de ajustar la presión, los mandos disponen de relojes de presión. Por norma general y dependiendo del vehículo nos moveremos en presiones de 2-6 bares, pero cada coche en función del tipo de suspensión, kit de carrocería, rueda, etc., requiere de un tarado específico.


LEGALIZACIÓN DE LA SUSPENSIÓN:La instalación de una suspensión neumática requiere de legalización (reforma nº 9 del reglamento). Si bien es cierto que para circular -por norma general- no van a poder saber si llevamos suspensión neumática (a no ser que vayamos botando o que nos vean en el preciso momento que regulamos), en la ITV no nos escapamos en el momento en que pasamos el foso, ya que allí donde un día hubo muelle, se encontrarán con una obra de ingeniería materializada en nuestra suspensión neumática. Como he comentado anteriormente, en su día hubo bastante tempestad en relación a qué requisitos tenían que llevar las suspensiones neumáticas para poder homologarse, pero después de la tormenta vino la calma.


OPINION DE UNA PERSONA:Los que me conocéis sabéis lo pesado que soy respecto a la importancia de que dejéis vuestros coches en manos de profesionales para evitar sustos y problemas en el futuro, ya que en el sector de Tuning por desgracia existe el intrusismo de gente que se mete en el mundillo pensando que haciendo cuatro chapuzas se van a hacer de oro a costa de nuestro esfuerzo y nuestras ilusiones (algún instalador de suspensiones con nombre y apellidos está prácticamente en busca y captura). Hablar de suspensiones neumáticas con nombre y apellidos es hablar de dos grandes profesionales que se corresponden con dos marcas comerciales diferentes. Estos profesionales trabajan en ciudades diferentes que el destino ha querido que entre ellas existan apenas 50 km. Si bien es cierto que existen otras suspensiones en el mercado, muchas veces más económicas y pensadas para implantarse a modo de kit a gran escala, la grandeza de las suspensiones neumáticas de estos gigantes ha sido la constante evolución técnica que no ha parado desde que salieron a la luz, haciendo que otros fabricantes estén a años luz en fiabilidad, en rapidez de funcionamiento y en sofisticación tecnológica. A día de hoy muchos fabricantes y distribuidores de elementos de suspensión tienen reformas generalizadas que nos incluyen la Homologación de sus muelles para que en ITV nos los apunten en ficha técnica. Mi consejo es que os aseguréis este tanto para no tener problemas el día de mañana, consultando en vuestro puesto de venta asegurándoos que vuestro coche y versión está incluido en las homologaciones del fabricante.


RECOMENDACIONES DE CONFIGURACIÓN:A modo opinión personal y viendo la multitud de configuraciones posibles que os pueden realizar al montar una suspensión neumática comentaros que pese a lo espectacular que pueda resultar que un coche se clave en el suelo tenemos que pensar en el uso que le vamos a dar. Si es un ‘show-car’ y no lo vamos a mover, prácticamente no hay problema, pero si vamos a circular bastante os aconsejo una configuración de suspensión de forma que no tengamos que circular a mucha presión para no dejarnos los bajos en cada badén y de forma que la mínima altura de suelo a paragolpes - taloneras no baje mucho de 10 cm, ya que un simple animal, tablón o irregularidad puede hacernos grandes destrozos en el coche. Pero como siempre, hablar con los profesionales que van a hacer la modificación para que os aconsejen sobre cómo configurar la suspensión para el uso que le queréis dar.¡


A TENER EN CUENTA! De cara a no tener problemas para legalizar la suspensión se piden varios requisitos:


1- Mando regulador de la suspensión fuera del habitáculo. Aquí cada ITV nos aplicará su criterio, pidiendo algunas que esté el mando en el vano motor y a otras les valdrá que esté en el maletero.


2- Indicador de presión en la zona del salpicadero de forma que podamos ver a tiempo real si existe una avería o fallo en el sistema de suspensión.


3- Limitador de recorrido de forma que en la posición más baja de suspensión no toquen las ruedas con la carrocería (incluyendo de forma expresa el giro de volante girado a ambos lados).


4- Todas las ruedas deben subir y bajar a la vez con un único mando de accionamiento. Estos puntos van a misa sobre todo en Cataluña. En otras comunidades cada uno aplica el criterio que cree conveniente (hablamos de inspectores de ITV). Como complemento técnico es importante saber que aquellos vehículos que no dispongan de ABS, deberán regular la válvula de compensación de frenada del eje trasero, ya que al bajar el coche lo engañaremos haciéndole pensar que circula cargado y correremos el peligro de clavar los frenos traseros con el correspondiente derrape.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada